Close
Close
Información del usuario

No has entrado en el sistema

Discovery Channel
Página principal
La historia de Misión Espacial
Especial de Misión Espacial para televisión
Section 1.2
Section 1.3
Section 1.4
Section 1.5
Section 1.6
Section 1.7
Section 1.8
Section 1.9
Section 1.10
Section 1.11
Section 1.12
Section 1.13
Section 1.14
Section 1.15
Conoce a los científicos
Michio Kaku
Jack Horner
Stephen W. Hawking
J. Craig Venter
Dr. James Garvin
Victoria Meadows
Wayne Barlowe
Randy Pollock
Joan Horvath
James Kirkland
David Moriarty
Curtis Clark
Section 2.13
Section 2.14
Section 2.15
El Sistema Darwin
Darwin IV
Section 3.6
Section 3.7
Section 3.8
Section 3.9
Section 3.10
Section 3.11
Section 3.12
Section 3.13
Section 3.14
Section 3.15
Datos de extraterrestres
Lengua de flecha
Púa de playa
Vejiga-cuerno
Puño de daga
Emperador caminante del mar
Ninfa caminante del mar
Lomo arbolado
Giro-corredor
Lanzador a reacción
Littoralope
Cabeza puntiaguda
Ensartador
Chupador de troncos
Unth
Section 4.15
Extraterrestres alternativos
La búsqueda de nuevos mundos
La NASA y el Programa SETI
La zona habitable
El surgimiento de la vida
Extraterrestres en la ciencia ficción I
Extraterrestres en la ciencia ficción II
Section 5.7
Section 5.8
Section 5.9
Section 5.10
Section 5.11
Section 5.12
Section 5.13
Section 5.14
Section 5.15
Wallpapers
Section 6.1
Section 6.2
Section 6.3
Section 6.4
Section 6.5
Section 6.6
Section 6.7
Section 6.8
Section 6.9
Section 6.10
Section 6.11
Section 6.12
Section 6.13
Section 6.14
Section 6.15
Discusiones extraterrestres
Section 7.1
Section 7.2
Section 7.3
Section 7.4
Section 7.5
Section 7.6
Section 7.7
Section 7.8
Section 7.9
Section 7.10
Section 7.11
Section 7.12
Section 7.13
Section 7.14
Section 7.15
Section 8
Section 8.1
Section 8.2
Section 8.3
Section 8.4
Section 8.5
Section 8.6
Section 8.7
Section 8.8
Section 8.9
Section 8.10
Section 8.11
Section 8.12
Section 8.13
Section 8.14
Section 8.15
Section 9
Section 9.1
Section 9.2
Section 9.3
Section 9.4
Section 9.5
Section 9.6
Section 9.7
Section 9.8
Section 9.9
Section 9.10
Section 9.11
Section 9.12
Section 9.13
Section 9.14
Section 9.15
Section 10
Section 10.1
Section 10.2
Section 10.3
Section 10.4
Section 10.5
Section 10.6
Section 10.7
Section 10.8
Section 10.9
Section 10.10
Section 10.11
Section 10.12
Section 10.13
Section 10.14
Section 10.15
Section 11
Section 11.1
Section 11.2
Section 11.3
Section 11.4
Section 11.5
Section 11.6
Section 11.7
Section 11.8
Section 11.9
Section 11.10
Section 11.11
Section 11.12
Section 11.13
Section 11.14
Section 11.15
Section 12
Section 12.1
Section 12.2
Section 12.3
Section 12.4
Section 12.5
Section 12.6
Section 12.7
Section 12.8
Section 12.9
Section 12.10
Section 12.11
Section 12.12
Section 12.13
Section 12.14
Section 12.15
Section 13
Section 13.1
Section 13.2
Section 13.3
Section 13.4
Section 13.5
Section 13.6
Section 13.7
Section 13.8
Section 13.9
Section 13.10
Section 13.11
Section 13.12
Section 13.13
Section 13.14
Section 13.15
Section 14
Section 14.1
Section 14.2
Section 14.3
Section 14.4
Section 14.5
Section 14.6
Section 14.7
Section 14.8
Section 14.9
Section 14.10
Section 14.11
Section 14.12
Section 14.13
Section 14.14
Section 14.15
Section 15
Section 15.1
Section 15.2
Section 15.3
Section 15.4
Section 15.5
Section 15.6
Section 15.7
Section 15.8
Section 15.9
Section 15.10
Section 15.11
Section 15.12
Section 15.13
Section 15.14
Section 15.15
Extraterrestres alternativos
La zona habitable

A través de la historia, el interés en la búsqueda de la vida en otros mundos ha crecido y disminuído. Muchos desarrollos excitantes han surgido durante las décadas pasadas respecto a la búsqueda de cuerpos planetarios en estrellas cercanas, y este interés nunca ha sido mayor.

¿Qué es considerado un planeta habitable? Siendo que el agua en estado líquido es esencial para sustentar todas las formas de vida, es crucial que las condiciones en un planeta permitan que exista el agua en ese estado, para ser considerado apropiado para sustentar vida. Si el planeta se encuentra muy cerca de la estrella, el agua será incapaz de condensarse; inversamente, si el planeta está muy lejos, el agua estará permanentemente congelada. ¿Y el área intermedia? Este punto es conocido como la zona habitable de una estrella.

La zona habitable, o a veces referida como la zona Goldilocks, es generalmente definida como el anillo alrededor de una estrella, en el cual el flujo de la energía estelar, permite a la superficie terrestre de un planeta permanecer a la temperatura correcta para que exista agua en estado líquido. En otros mundos, el promedio de temperatura de la superficie planetaria permanece entre cero y 100 grados Celsius. Esto además significa, que las zonas habitables pueden ser diferentes alrededor de las estrellas o de los diferentes tipos espectrales. Dependiendo del tipo de estrella, la zona habitable será probablemente diferente.

La Tierra –afortunadamente para nosotros- está dentro de la zona habitable de nuestro propio sol, y cumple con todas las condiciones necesarias para permitir la existencia del agua en estado líquido. Sin embargo, estar dentro de la zona habitable, no significa necesariamente que esto permitirá el sustento de la vida. Otros factores mitigantes fuertes, normalmente asociados a la atmósfera del planeta, pueden crear diferencias de temperatura, que hacen que un planeta dentro de la zona habitable de una estrella, sea inhabitable. Los planetas Marte y Venus en nuestro propio sistema solar, son uno de estos casos. Por ejemplo, mientras que Venus se encuentra dentro de la zona habitable de nuestro sol, su atmósfera densa atrapa la radiación solar y crea un efecto invernadero que hace subir las temperaturas del planeta vertiginosamente, haciéndolo inhabitable. Por otro lado Marte, posee un conjunto de problemas diferente. Mientras que se suponía que Marte había estado fuera de la zona habitable, existe ahora buena evidencia de que una vez existió agua corriendo sobre el planeta rojo. Todo esto significa que, para los científicos e investigadores, es muy desafiante el hallazgo potencial de planetas habitables, sobre todo similares a la Tierra.

Por supuesto, la presunción dominante aquí es que la vida tal cual la conocemos –con formas de vida basadas en el carbono, que requieren del oxígeno y del metano para sobrevivir- necesita agua en estado líquido para sobrevivir. ¿Qué pasaría si esta presunción fuera un error? ¿Podría haber vida extraterrestre en el más allá, que no dependiera del agua para sobrevivir?

Imágenes ® DNI, NASA