Un documental de historia natural con una diferencia. Se atreve a plantear que los hombres lobo no son un mito, sino que forman parte de la realidad de nuestro mundo. El filme retrata el verdadero aspecto de estas criaturas, su crianza y su habilidad para continuar pasando desapercibidos.

Todo ello apoyado en explicaciones científicas tan plausibles que incluso el más robusto de los escépticos podría tener dificultades para diferenciar en dónde termina la realidad y en dónde comienza la creencia.