Información del usuario

No has entrado en el sistema

Discovery Channel

HOME Videos El interior del sol

Suena el despertador y sabemos que debemos comenzar un nuevo día. Seguramente tendremos muchas preocupaciones relacionadas con el trabajo, la familia y el día a día en general. Sin embargo, existen ciertos elementos sobre los cuales no se nos ocurriría poner en duda su existencia y mucho menos preocuparnos por su salud o bienestar. Es el caso del Sol. Sabemos que todos los días estará en el cosmos brillando y brindándonos su calor aunque no lo veamos.

¿Pero qué será de nosotros cuando nuestra fuente de calor se convierta finalmente en una enana blanca? Hoy, nuestro Sol es una estrella enana amarilla saludable cuya energía sustenta a casi todas las formas de vida en la Tierra a través de la fotosíntesis, y determina el clima de la Tierra y la meteorología. Pero dentro de 5.000 millones de años aproximadamente, el Sol empezará a perder su combustible, el hidrógeno, y será el principio del fin de la vida tal cual la conocemos hoy.

Llegará un día en que el exceso de energía producida por un calentamiento de sus capas hará que el Sol comience a expandirse y enfriarse a la vez, convirtiendo a la estrella en un gigante rojo. En ese momento, la temperatura de la región central podrá llegar a alcanzar los 100 millones de kelvins, para luego enfriarse y llegar a tener casi el mismo tamaño que la Tierra.

Si para ese momento nuestro planeta sigue presente y estable, ¿qué pasará con la vida terrestre que necesita de la energía del Sol para vivir? ¿Habremos desarrollado ya alguna alternativa a la energía solar? Deberemos esperar 5.000 millones de años para averiguarlo.

Mira más contenido similar aquí

Este contenido requiere Flash Player
Este contenido requiere Flash Player