Close
Close
Información del usuario

No has entrado en el sistema

Discovery Channel

Las especies más peligrosas

Gran Tiburón Blanco
Carcharodon carcharias

Los grandes tiburones blancos son localizados en prácticamente todas las costas de los más importantes océanos. Alcanzando una longitud de hasta seis metros y varias toneladas de peso, el Gran Tiburón Blanco es conocido como el pez depredador más grande del mundo. Con aproximadamente 3.000 dientes, los grandes tiburones blancos tienden a alimentarse de una gran variedad de peces y animales marinos, incluyendo tiburones más pequeños, delfines, leones marinos, tortugas e incluso la grasa de las ballenas muertas. Al contrario de la adaptación del tiburón blanco de la película de Steven Spielberg “Tiburón”, el hombre generalmente no constituye una presa para estos animales. Los seres humanos son frecuentemente atacados por equivocación, a menudo confundidos con leones marinos o cualquier otro animal.

Pez piedra
Synanceia verrucosa

Con más de 1.200 especies, los peces venenosos superan a las serpientes y a los invertebrados venenosos juntos. Los más notables de estos peces son el pez piedra, el pez gato, el pez león y el pez escorpión. Estos animales tienen la habilidad de producir sus propias toxinas e inyectar el veneno a través de sus tentáculos, espinas o bocas.  Más de 50.000 heridos son reportados anualmente. De todos ellos, la gran mayoría presentan grandes ampollas que sin tratamiento pueden resultar mortales.

El pez piedra está considerado como el más peligroso de los peces venenosos. Este pez se encuentra en las aguas marinas del Pacífico y del Océano Índico. Su dieta se compone mayoritariamente de peces pequeños y crustáceos. El color de este pez verde y marrón le concede la habilidad de camuflarse entre las piedras de los arrecifes tropicales, convirtiéndose en un peligro potencial para las personas que lo pisan accidentalmente. Su zona dorsal está cubierta de espinas que desprenden toxinas venenosas, que al inyectarse causan un severo dolor. Dependiendo de la profundidad de la herida, existe la posibilidad de shock, parálisis y muerte del tejido. Si no se trata médicamente en el plazo de unas horas, el nivel de las toxinas puede resultar mortal para el hombre.

Ver más >

Imágenes copyright © DCI / AP / Philippe Cousteau
Apache Tomcat/6.0.14 - Error report

HTTP Status 404 - /tvlistings/tvhighlights/discoverychannel_rhc_highlight.jsp


type Status report

message /tvlistings/tvhighlights/discoverychannel_rhc_highlight.jsp

description The requested resource (/tvlistings/tvhighlights/discoverychannel_rhc_highlight.jsp) is not available.


Apache Tomcat/6.0.14

[an error occurred while processing this directive]