Episodio 1 – Julio Pradera
País: México


Julio Pradera es un hombre apasionado de la música y la guitarra, que se preparó para administrar y dirigir empresas pero que temprano en su vida cayó en un camino lleno de adicciones a distintas sustancias. Alcohol y pastillas tranquilizantes, después ácido y éxtasis, y también cocaína, droga que lo llevó a tocar el fondo terrible donde lo había perdido todo: amigos, familia, fortuna y ganas de vivir. Pero gracias a la ayuda de su hermana Mercedes y a una voluntad inquebrantable, Julio logró recuperarse y hoy se gana la vida siguiendo su pasión de juventud: es maestro de guitarra.

Episodio 2 – Miguel Iglesias
País: México


Mi adicción, mi maldición

Miguel Iglesias abandonó a su familia durante la adolescencia, harto de un padre violento e intolerante a su homosexualidad. Se aventuró a la calle, las fiestas y las experiencias con droga: marihuana, crack, ácido, tachas y cocaína. Extrovertido y desafiante, Miguel se abrió camino en el mundo del casting. Pero antes de cumplir 40 años el cuerpo le pasó la factura. En medio convulsiones, taquicardia y un ataque de angustia decide dejar las drogas de un día para otro. Sin ayuda profesional, atravesó 18 dolorosos meses de abstinencia para salir de la adicción y recuperar las riendas de su vida.

Episodio 3 – Aura Lucía Mera
País: Colombia


Mi adicción, mi maldición

Aura Lucía Mera se desarrolló dentro de la élite económica, política y cultural de su país. Es una mujer de una pasión desbordante por la vida, misma pasión que la ha llevado a visitar los rincones más oscuros de la adicción. Casi dos décadas de consumo de alcohol y cocaína en las que Aura se desplomó de la cúspide profesional y se quedó aislada de su mayor tesoro: sus hijos. Pero con una férrea voluntad, y después de varias recaídas, Aura, la escritora y periodista colombiana, se ha recuperado para volver a disfrutar de su familia y su vida profesional.

Episodio 4 – Margarita Alexiades
País: Colombia


Mi adicción, mi maldición

Margarita Alexiades se dedica hoy a la joyería. Ella recuerda su adicción a la cocaína y el bazuco como un camino al infierno del que salió gracias a su empeño por recuperar su dignidad como ser humano. Después de vivir una infancia rodeada de comodidad, en la adolescencia decide dejar la casa paterna, y a su madrastra, para involucrarse en una relación que la inicia en el camino de las drogas y, accidentalmente, el de la maternidad. A partir de ahí, y durante casi 20 años, Margarita se enfrenta con la realidad cruda: adicciones, fracaso profesional y autodestrucción.

Episodio 5 – Luiz Vicente Pires
País: Brasil


Mi adicción, mi maldición

Luiz Vicente Pires se volvió adicto a la cocaína, una droga que casi lo destruye. En sus peores días de adicción él bebía dos botellas de vodka e inhalaba 10 gramos de coca al día, no trabajaba y no tenía motivación para vivir. En quiebra financiera y con su matrimonio en crisis decide parar. Haciendo uso de su fortaleza de carácter y su carisma, Luiz Vicente logra recuperarse e incursiona en el mundo de la política con éxito. Ahora, las políticas de prevención y recuperación del consumo de droga son parte central de su trabajo como alcalde de su comunidad.

Episodio 6 – Jaques Chulam
País: Brasil


Mi adicción, mi maldición

Jaques Chulam ama deslizarse sobre las olas, desde niño le decían que podría llegar a surfista profesional. Pero no aprovechó su talento ni su aptitud física. Comenzó a drogarse. Jaques vivió con delincuentes, huyó de la policía, traficó drogas y hasta simuló su propio secuestro ante su padre. Fue encarcelado en Portugal por tráfico de cocaína, periodo que le sirvió para dejar de consumir. Pero tuvo recaídas. A inicios del año 2012 intenta de nuevo dejar su adicción. Ahora, Jaques lleva casi año y medio sin probar drogas, va a la Universidad y no deja de surfear olas en Guarujá.