Los francmasones, más conocidos como "los masones", son una de las sociedades secretas más antiguas del mundo. Sus rituales están envueltos en misterios y ceremonias que al ojo de muchos pueden parecer extraños e incluso aterradores.

A través de la historia, muchos líderes y figuras públicas han aceptado abiertamente formar parte de la fraternidad de los masones, lo cual abre las puertas a los entusiastas de las teorías de la conspiración, a la hora de especular sobre la fuente y las repercusiones de esta sociedad secreta.

Aunque muchos de los miembros de esta organización han sido seres influyentes, los masones no adjudican estos poderes a la masonería y a sus rituales en sí, sino que mantienen que los hombres de integridad y con grandes valores morales son más aptos y susceptibles a recibir la confianza de la gente que los rodea.

Es poco lo que conocemos de la historia de la francmasonería a través de los tiempos. Se especula que el gran secreto que guardan los masones oculta a su vez la verdadera raíz de sus rituales y de la propia fraternidad, aunque esta información no ha sido totalmente confirmada.

Lo que sí sabemos sobre ellos es que efectivamente son hombres influyentes que realizan muchas obras de caridad de varias formas.

Sus adeptos aseguran que ser masón es una forma de vida que tiene que ser observada día tras día. De los masones latinoamericanos más influyentes destacamos a: Miguel Hidalgo, Benito Juárez, Simón Bolívar, Don Pedro II de Brasil y el argentino Jorge Luís Borges, entre otros muchos.

"Nosotros somos una sociedad discreta y no secreta", asegura el venerable maestro de la Logia Hibiscus Lodge #275, una de las logias más influyentes y exitosas del estado norteamericano de la Florida.